CONTACTO

PIERDE AGUA MI PISCINA. ¿CÓMO PUEDO ARREGLARLA?

     La mayor parte de las piscinas que encontramos para rehabilitar se encuentran realizadas en hormigón o ladrillo y revestidas con gresite o pintura. Con el paso del tiempo y debido a los movimientos, al sol y a la agresión de los agentes químicos se producen pequeñas fisuras o micro-fisuras que llevan a pérdidas importantes de agua.

PISCINAS1

Existen dos soluciones para rehabilitar dichas piscinas:

  1. eliminar todo el gresite o pintura, aplicar un tratamiento impermeabilizante y volver a revestir. Ventajas: la impermeabilización es lo único que requiere un especialista, el resto del sistema puede ser realizado por cualquier operario medio de la construcción. Como inconvenientes encontramos que supone obras, un largo período de tiempo y un coste elevado.
  2. Aplicar una lámina impermeabilizante con acabado decorativo. Ventajas:FLEXIBILIDAD: Se adapta a cualquier forma sin problemas; RAPIDEZ: Con unos pocos días es suficiente para cubir cualquier piscina. Ideal para rehabilitación; PERFECCIÓN: Alto resultado estético, amplísima gama de colores y diseños; RAPIDEZ: Bajos costes de instalación y mantenimiento; ESTABILIDAD: Alta tecnología de pigmentación. Colores puros sin comparación e inalterables con el paso del tiempo; SEGURIDAD: Gracias al tratamiento BIOSHIELD es resistente a la formación de microorganismos e inhibe su desarrollo, RESISTENCIA: Resiste la acción de los rayos U.V sin alteraciones;ROBUSTEZ: Resiste al cloro y a los productos comúnmente utilizados para el tratamiento de aguas. Cumple con la norma EN 15836/2. Alta resistencia a la tracción y al punzonamiento; IMPERMEABILIDAD: Protege permanentemente la estructura constructiva del vaso, evitando continuos cambios de agua de la piscina. 10 AÑOS DE GARANTÍA. Inconvenientes: sólo puede ser realizado por personal altamente especializado.

 PISCINAS2