CONTACTO

   Las humedades freáticas o provenientes de las aguas subterráneas suponen un quebradero de cabeza importante en bajos, sótanos y garajes sobre todo de ciudades con ríos cercanos.  Se producen cuando el agua subterránea se encuentra encerrada entre dos capas impermeables y es sometida a una presión distinta a la atmósfera superior, subiendo por tanto el agua al exterior y provocando constantes desperfectos en las instalaciones.

   Una mala o nula impermeabilización de zonas susceptibles de sufrir estos inconvenientes, supone a la larga un gasto económico importante y una constante molestia para sus ocupantes.

   Nuestro sistema se aplica  mediante productos específicos para estos problemas que evitan la penetración del agua y el debilitamiento de las estructuras,

   El sistema está especialmente indicado para la impermeabilización contra presión negativa en sótanos y en general todo tipo de estructuras con presión del agua.